CUALIDADES DE LA DEMOCRACIA: PROPUESTAS PARA EL FUTURO 01/04

libertad

La Respetable Logia Libertad, nº 1328 en el registro de la Orden Masónica Mixta Internacional Le Droit Humain – El Derecho Humano, logia decana de la Masonería adogmática madrileña, ha celebrado el pasado día 26 de febrero un debate abierto a profanos, al cual llamamos El Ateneillo. Este encuentro, que esperamos que sea el inicio de una serie de ellos, lo celebramos en una sala de nuestro local en Madrid y supuso una experiencia muy enriquecedora tanto para los profanos como para los iniciados. Consistió en un trabajo de reflexión colectivo organizado por el hermano Pepe y cuatro ponencias presentadas por la hermana Borboleta, el hermano Pepe, la hermana Margarita y el hermano Russ.

A lo largo de esta semana iremos poniendo estos trabajos, añadiendo  uno nuevo cada día. Esperamos que sea de vuestro interés.



CUALIDADES DE LA DEMOCRACIA: PROPUESTAS PARA EL FUTURO

(26-2-2013.- Ateneillo de la Logia LIBERTAD del DH)

Presentación por la hermana Borboleta

  • ¿Por qué nos reunimos aquí?
  • Tomemos nuestras herramientas y desde el refugio de nuestras logias, (***) reflexionemos, convivamos, para convertirnos en el mundo profano en ejemplo moral y herramienta viva de la mejora social” (MPGC Clausura del Convento 2012)

 En nuestro taller nos propusimos crear esta especie de ateneíllo casero en el que pudiéramos tratar entre nosotros, y fuera de las tenidas, temas diversos de actualidad. Entre nosotros, unos son más expertos que otros en diferentes temas y entre todos podemos ayudarnos a posicionarnos en los momentos de crisis que estamos viviendo.

 

Buscamos compartir argumentos bien tejidos para fomentar el desarrollo de valores para una sociedad más justa. Nosotros deberíamos poder ayudar a eso ya que nos entrenamos en cuidar la palabra, la única arma que no hace daño, y en buscar el punto de convergencia desde las divergencias.

 

  • Por qué el tema de la democracia.

Somos personas que trabajamos por el progreso de la humanidad y creemos que la democracia es un sistema de gobierno que debe de garantizar los derechos de la ciudanía en un marco de igualdad.

 

Sin embargo estamos viviendo un brutal ataque a los derechos sociales que tanto ha costado conseguir: en educación, en sanidad, derechos de los trabajadores, en las pensiones, etc.

 

La corrupción política, la especulación financiera, las amnistías fiscales a los más ricos, un parlamento donde se evaden los temas que más nos importan, etc, están haciendo que la brecha entre nuestros políticos y los ciudadanos sea cada vez mayor.

 

La desconfianza marca el ánimo de la vida española y estamos desembocando en un peligroso descrédito de la política.

 

En los ciudadanos crece la sensación de que el Parlamento no nos está ayudando a solucionar los problemas y que nuestros hijos vivirán peor, con menos derechos cívicos, con unos servicios públicos deficientes, con una sanidad deteriorada, con una educación poco igualitaria y con una pérdida en derechos laborales.

 

Es el momento de contribuir a que se tome conciencia de que ser representados no significa hacer dejación de nuestro papel protagonista como ciudadanos.

 

En el último comunicado del presidente de la Federación española de El Derecho Humano, José Alberto Hidalgo, podíamos leer “entendemos necesario un llamamiento a la sociedad para que exija a sus representantes, en cualquiera de las esferas de actividad política y social, comportamientos éticos que de haberse exigido hubiesen impedido llegar al estado de cosas que padecemos actualmente”

 

Pues bien, actualmente está habiendo una creciente movilización ciudadana, que no se está sabiendo canalizar, en las redes sociales, en asambleas de barrio, en diferentes asociaciones, y esos debates, a veces de mayor calado que en el propio parlamento, surgen preguntas como:

 

¿Por qué una democracia joven como es la española, se está agotando tan pronto?

 

¿Por qué muchos ciudadanos creen que los partidos no nos representan?

 

¿Cuándo votamos, los ciudadanos decidimos algo?

 

¿Qué vías de participación ciudadana hay para que nuestro sistema político sea más democrático?

 

¿Qué ocurre cuando los gobernantes no cumplen?

 

¿Es posible en este país ir a una democracia más directa como la de los países escandinavos o Austria. o Bélgica o Suiza?

 

¿Qué modelo de democracia queremos?

 

¿Cuál es el marco jurídico de nuestra democracia?

 

Pepe, Margarita y Russ, muy generosamente se han preparado unas intervenciones que nos ayudarán a posicionarnos

 

Sus temas se interfieren e interactúan de manera que nos ayudarán a tener una idea más clara sobre las cualidades de la democracia y las posiciones de futuro:

  1. Los valores más adecuados al modelo de sociedad que aspiramos (Pepe, el 12/3/13)
  2. Los comportamientos democráticos que surgen desde la base (en la familia, en el municipio, en los centros de trabajo, etc.) (Margarita, el 13/3/13)
  3. El marco jurídico como la expresión de estos valores y comportamientos (Russ, el 14/3/13)

 Nuestro deseo sería que los valores de igualdad, libertad y fraternidad fueran un referente para el sistema que nos gobierna.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: