Historia de la Masonería

La Federación española de la Orden Masónica Mixta Internacional Le Droit Humain El  Derecho Humano

El 14 de enero de 1882 la Logia “Los librepensadores” de Pecq incia a una mujer, Maria Deraismes, nacida el 17 de agosto de 1828 en la calle Saint-Denis de París. Mujer de gran erudición, estudia latín, griego, la Biblia, traduce los libros sagrados de la India y de las religiones orientales. Además compone muchas obras de teatro y publica, a su vez, algunos panfletos. Maria dedica su vida a la lucha por la emancipación femenina y crea, junto a Leon Richer, la Societé pour la revendication des droits de la femme. Como periodista colabora en diferentes periódicos de la época. En 1875, funda la Libre Pensée de Seine et Oise. En 1878, preside la Association Pour l’Amélioration du Sort de la Femme. Durante más de 15 años frecuenta numerosas personalidades del mundo de las letras y la artes.

La iniciación de una mujer en Masonería es un evento de gran magnitud en una sociedad esencialmente masculina y Maria, si bien iniciada, será sometida al silencio durante 11 largos años. No será hasta el 4 de abril de 1893 cuando junto con el Hermano Georges Martin, funda la Gran Logia Escocesa “El Derecho Humano”. Ella no podrá ver el resultado de su trabajo pues muere el 6 de febrero de 1894. En 1896 esta logia adquiere el estatuto de Obediencia, y en 1901, el de Orden Masónica Mixta Internacional.

En 1920, nuestra Orden adquiere, con la constitución internacional, sus reglas definitivas. Compuesta por talleres que trabajan mayoritariamente en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Derecho Humano practica igualmente el Rito Ingles, con el fin de responder así a la internacionalización de sus estatutos.

En 1928 nace la Jurisdicción Española que tuvo como Representantes del Supremo Consejo los hermanos Manuel Treviño, Julio Garijo y Mateo Hernández Barroso. Tuvo logias en Madrid, Barcelona, Almeria, Murcia y Bilbao.

En 1936 partió al exilio, volviendo en 1976 con la logia “La Luz vuelve” al oriente de Irún Fuenterrabia. En 1982 se refunda la Federación por las logias “Ferrer i Guardia”, “El Alba de Levante” y “Libertad”. Actualmente la Federación española cuenta con diez logias azules ( Valencia, Madrid, Alicante, Murcia, Zaragoza, Vigo, Barcelona y Oviedo), varios triángulos (Córdoba, Málaga, Pamplona y Santander) y cuatro cámaras de altos grados.

La francmasonería mixta había nacido y sobre todo una estructura particular pues la Orden Masónica Mixta Internacional “El Derecho Humano” ,se diferencia de otros componentes del paisaje masónico por una especificidad materializada en tres puntos:

La mixidad.

La continuidad iniciática.

La internacionalidad.

LA MIXIDAD La mixidad en el seno del Derecho Humano está caracterizada por el compromiso de sus miembros en todas las luchas por los derechos de la mujer y la infancia. En el interior de la logia, la mixidad permite la redefinición de las relaciones entre hombres y mujeres. Nuestra Orden define sus grandes principios de existencia a través de los tres primeros artículos de nuestra constitución:

Artículo Primero: La Orden Masónica Mixta Internacional “El Derecho Humano” afirma la igualdad del hombre y de la mujer. Proclamando el Derecho Humano la Orden quiere que consigan beneficiarse de igual modo de la justicia social, en una humanidad organizada en sociedades libres y fraternales.

Artículo Segundo: Compuesta por masones, hombres y mujeres, fraternalmente unidos sin distinción de orden racial, étnico, filosófico o religioso, la Orden se impone para alcanzar ese fin, un método ritual y simbólico gracias al cual sus miembros edifican su templo a la perfección y a la gloria de la humanidad.

Artículo Tercero: Respetuosos de la laicidad, de todas las creencias relativas a la eternidad o a la no eternidad de la vida espiritual, sus miembros buscan ante todo realizar en la tierra, y para todos los humanos, el máximo desarrollo moral, intelectual y espiritual, condición primera de la felicidad que le es posible a cada individuo esperar en una humanidad fraternalmente organizada.

LA CONTINUIDAD INICIÁTICA. La particularidad de nuestra Orden es la continuidad iniciática, del primer grado al 33, lo cual no ocurre en ninguna otra Obediencia. Nuestra continuidad inciática se presenta como sigue: La Masonería azul, que trabaja del grado 1 al 3 verde, o Logia de Perfección, del grado 4 al 14 roja, o Capítulo, del grado 15 al 18. negra, o Areópago, del grado 19 al 30. blanca, o Consistorio, del grado 31 al 33. Contrariamente a otras Obediencias, en nuestra Orden no hay interrupción entre el grado 3º y el último, estando bajo la autoridad de un solo y único Supremo Consejo que gestiona en el plano internacional todas las Federaciones, jurisdicciones o Logias pioneras.

LA INTERNACIONALIDAD. La tercera particularidad de nuestra Orden es la de ser internacional. En efecto, el Derecho Humano está implantado en 51 países en forma de federaciones, jurisdicciones y logias pioneras.

1) Las logias pioneras, primeras logias de un país donde los masones aislados dependen directamente del Supremo Consejo o ligados a una jurisdicción o a una Federación.

2) Las Jurisdicciones: cuando en un país hay varias logias estas pueden agruparse en una organización nacional. Se requiere un mínimo de dos Logias para establecer un Jurisdicción. Las jurisdicciones están dirigidas por un delegado del Supremo Consejo.

3) Las Federaciones. En un país desprovisto de una organización nacional, si existe un mínimo de cinco logias, que reúnan cien miembros de la Orden, estos Talleres pueden solicitar al Supremo Consejo, con el asentimiento del delegado de su país, la convocatoria de un Convento Nacional para formar una Federación.

 

Lecturas recomendadas:

 

A %d blogueros les gusta esto: