El mar de Salomón, novela de María Viedma.

novela1

Israel. Siglo X antes de Nuestra Era…

El rey David es víctima de una maldición que lo obliga a pagar con la vida de cuatro de sus hijos, una vida que en el pasado segó injustamente para apropiarse de la mujer a la que amaba. En un primer momento, David vivirá de espaldas a la maldición, pero pronto comprobará que esta empieza a cumplirse:

Sus hijos varones (los príncipes Amnón, Absalón, Adonías y Salomón) mantendrán una fuerte lucha fratricida por conseguir el trono. En esa tensión, a veces sorda y a veces manifiesta hasta llegar al asesinato, las mujeres de la familia real y de fuera de ella, jugarán un papel fundamental como “tejedoras” de circunstancias que irán acercado a la corona a uno u otro príncipe.

Se trata de mujeres que sobreviven, como mejor saben y pueden, en los estrechos límites sociales que les han sido impuestos. Mujeres que sufren la opresión masculina en el contexto de una sociedad fuertemente patriarcal. Entre los personajes femeninos destacan Betsabé, la sobreprotectora madre de Salomón; Raanana, la prostituta; Nohemí, la hechicera y Tamar, la princesa adolescente violada por su propio hermano; violación que no solo quedará impune, sino que además conllevará la culpabilización y el rechazo a la víctima.

En las páginas de El Mar de Salomón pueden encontrarse manifestaciones patentes de violencia de género, pero también manifestaciones latentes, menos explícitas, que se irán volviendo más definidas y visibles conforme se avanza en la lectura, hasta desvelarnos la auténtica dimensión del sufrimiento de determinados personajes femeninos.

A lo largo de los ochos capítulos, jalonados por una trepidante sucesión de acontecimientos (incluidos acontecimientos sobrenaturales), es posible aproximarse a los ritos funerarios del antiguo Israel, a los ritos de fertilidad propios de la celebración del esquileo y a diversas formas de magia ritual frecuentes en aquella época.

El Mar de Salomón respeta en buena medida los textos del Antiguo Testamento, a partir de los cuales y huyendo de maniqueísmos, construye personajes (tanto bíblicos como inventados) en quienes se entremezclan la bondad y el egoísmo, la ambición y el sacrificio, el coraje y la cobardía, la admiración y la envidia…

El mar de Salomón es producto y reflejo de la pormenorizada labor de investigación histórica, religiosa, antropológica y folclórica, efectuada por su autora. Investigación multidisciplinar que se hace patente en la recreación de espacios, atmósferas, costumbres y situaciones que permiten al lector disfrutar de una apasionante historia.

A la venta desde el 29 de Enero de 2016

MUÑOZ MOYA EDITORES

gerencia@mmoya.es

690 918 422

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: