Home > laicismo > REAA, ¿Un rito para todos?

REAA, ¿Un rito para todos?

Hace ya algun tiempo que en este mismo blog se comentaba el aspecto humanista, muchas veces olvidado, presente en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA en castellano o AASR por sus siglas en inglés), en las líneas que siguen trataré de profundizar en esa misma línea de pensamiento con el fin de poner de manifiesto las posibilidades de un rito que, a pesar de su antigüedad, es capaz de cobijar bajo sus alas a diferentes y hasta enfrentadas formas de pensamiento, y su innegable adecuación a las necesidades de un siglo XXI altamente globalizado pero en el que se siguen manteniendo importantes peculiaridades locales.
Esas peculiaridades “locales” debemos entenderlas referidas a las propias obediencias que van adaptando el rito a sus propios principios filosóficos y que son capaces, incluso, de dejar el suficiente espacio de libertad para que dentro de su seno lleguen incluso a generarse particularidades locales, en el sentido geográfico del término, que permitan la convivencia en perfecta armonía a las diferentes visiones que de este rito pueden darse.
Acabo de leer un interesante articulo (REAA : d’une genèse agitée à la suprématie mondiale, de Yves HIVERT‑MESSECA – Chaîne d’Union 14-15) en el que, entre otros asuntos muy atrayentes, apunta la posibilidad de que este rito pudiera tener su origen en una suerte de rebelión contra la excesiva “cristianización” que la Gran Logia Unida de Inglaterra, a mediados del XVIII, comenzaba a introducir en los rituales y, consecuentemente, en el simbolismo masónico .
En mi opinión, a partir de esta posición se abre un importante y a la vez amplio campo de reflexión sobre el significado simbólico de determinados aspectos del rito “escocista” (quizás, en otra ocasión, sería bueno volver sobre el significado del propio término con el fin de deshacer algunos de los muchos malentendidos que aquejan al “rito” por antonomasia de la masonería universal) más allá de cualquier componente religioso y que vendría a potenciar el racionalismo humanista que algunos encontramos en este rito. Puede que esa “laicización” del rito presente problemas para quienes no son capaces de entender la masonería como algo profundamente racionalista y que busca, por encima de muchas otras cuestiones, unir el mayor número de individuos en torno a una idea primordial, la consecución una sociedad guiada por el conocimiento y entregada a la búsqueda de las mayores cotas posibles del mismo.
Es bastante evidente que, descargado del componente religioso y de su trascendencia, el número de quienes se pueden ver representados en ella aumentará de forma considerable.

 

6 thoughts on “REAA, ¿Un rito para todos?

  1. Muy Querido y Amado Hermano Spartacus, eres inasequible al desaliento, lo cual es maravilloso.

    No obstante, a veces olvidas que la percepción del rito es personal y no se puede, no se debe, pretender modificar esa personal percepción, pues ello no sólamente no sumaría, sino que restaría.

    No escarbes en la paja y por contra descarga la viga, que ésa si es importante, y como en tantas reflexiones que hemos hecho y seguiremos haciendo, las palabras cosas dicen.

    Mi más sincero T.·.A.·.F.·.

    Hego

    1. Con afecto y sin acritud:

      Pensamiento, reflexión, razonamiento y libre opinión. No son unas simples ‘vigas’, sino columnas vertebrales de la inteligencia humana, ergo de su evolución.

      ¿ Poner restricciones al libre pensamiento ? No, gracias, para eso ya existen las religiones y sus sectas.

      Atentamente.

  2. En mi opinión, el ritual en masonería es el proceso con el que se trabaja en la logia. Si la palabra proceso os choca, sustituidla por método o procedimiento o cualquier otra que os haga sentir cómodos con ella.

    El ritual es la brújula con la que deambular durante la Tenida. Es un esquema que nos ayuda a dejar atrás el mundo profano y a entrar en uno nuevo que permita la alquimia personal y grupal de todos los participantes. Es el proceso que, como el de elaboración de un gran reserva, no admite apresuramientos ni saltarse pasos.

    El ritual es un proceso pautado en el que cada parte del mismo debe cumplirse para que el siguiente se viva armónicamente. Si cada fase se cumple, el proceso de la Tenida fluye. Lo que en el orden del día aparece como una inabarcable lista de trabajos se convierte en una sucesión de eficaces acciones para culminar en la construcción de ese día. Es cuando sentimos que hemos recibido nuestro salario.

    Por el contrario, si el ritual está poco interiorizado -ensayado- o es una conclusión no meditada de diferentes orientaciones, algunas contradictorias en sus orígenes, entonces, esa sensación de fluir desaparece, el tiempo se hace eterno, los tropezones constantes… y el final de la Tenida es vivida como una liberación, sin esa sensación de la obra bien acabada.

    El ritual es, también, algo vivo, en constante evolución. Lo que hace trescientos años y por las influencias sociales y religiosas en que nació la masonería establecieron un modo de hacer, hoy, quizá, sean inadecuadas y hasta rocen la dignidad de las personas.

    Por ello, revisar el ritual, adaptarlo, vivirlo es una necesidad constante de la masonería, especialmente en el REAA, no sea que por excesos de tradicionalismo, que no de tradición, se acabe practicando el RRAA (Rito Risible Antiguo y Aceptado).

    Ricardo.

  3. Querido H.·. Ricardo, efectivamente el ritual es un método, una herramienta, (influencia del ritual …, El ritual en masonería y seguramente algún otro que habrá ya tocado el tema), y no debemos tener miedo a utilizar ese vocablo que en sí mismo no tiene ningún tipo de connotaciones religiosas más que en el caso de aquellos que cargamos sobre nuestros hombros siglos de educación judeo-cristiana, o sea casi todos los occidentales.

    En cualquier caso, el artículo que comentamos se refiere, es mi opinión y más allá de la eficacia del ritual -cualquiera- a la hora de trabajar en una sociedad iniciática, a la facilidad que tiene el REAA para servir de herramientas personas de creencias tan variadas como que hasta puede servir sin el menor problema para ateos, agnósticos, deístas, teístas, panteístas y todos los demás “istas” que se te ocurran.

    Se trata de un rito neutro en tanto en cuanto se basa en leyendas y que como tales permiten las interpretaciones que mejor se acomoden a la manera de pensar de cada cual. Además tienen la ventaja que de manera muy similar se repiten en prácticamente cualquier cultura.

    Por otra parte, y cómo seguramente habrás percibido los ritos son algo vivo que se modifica, se adapta a los tiempos con el fin de que sigan siendo la herramienta perfecta que nos haga progresar en nuestro camino iniciático.

    Fraternalmente, he dicho

  4. Es tan importante el ritual, q las organizaciones religiosas, han pretendido la exclusiva para sí: estoy convencido de q buena parte de la antimasonería católica se basa en gruesas falsedades q ocultan el temor a perder el dominio como único proveedor de rituales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: