Home > Sin categoría > ¿A la Gloria de la Humanidad y al Progreso del Gran Arquitecto?

¿A la Gloria de la Humanidad y al Progreso del Gran Arquitecto?

Discúlpeseme el título, pero es la humorada que se me ocurre para ese doble llamamiento de A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo y al Progreso de la Humanidad con el que se comienzan algunas planchas y se abren en ocasiones los trabajos en L.·. Llamamiento, que en una de sus versiones admite sólo el de al Progreso de la Humanidad, pues si lo redujéramos a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo su proponente tendría una advertencia muy seria del V.·.M.·., y con razón, pues estaría contraviniendo uno de los principios básicos de la Masonería Universal: su dedicación a la mejora del género humano.

Es el Progreso de la Humanidad el eje por el que cualquier masón, sea de la Obediencia que sea, regular o liberal, hombre o mujer, se reconoce en su H.·. o Hna.·. como tal y es, así, reconocido.Cualquier otra distinción: la mixicidad, el rito, la creencia deísta o teísta o ninguna creencia, el símbolo… será motivo de diferencia en la interpretación, la valoración, la importancia que le demos y por ende, motivo de lejanía, por más que tantas otras cosas nos unan.

Entonces, ¿por qué mantener una invocación que no une más de lo que la Masonería en sí lo hace? ¿Qué virtud tiene esa invocación al GADU para que se mantenga? ¿Acaso su desaparición privaría al H.·. de su creencia? ¿Acaso se le haría de menos en la L.·.? ¿Perdería importancia su trabajo y su pensamiento en el T.·.? No lo creo.

Soy consciente de que puestas a la inversa estas preguntas, sobre si la mención a GADU hace al ateo o al agnóstico sentirse menos fraterno o incómodo con su H.·. o Hna.·. creyente tendría la misma respuesta: No.

Entonces, ¿por qué plantear su eliminación como invocación ritual en las planchas y trabajo en L.·.? Pues, en mi opinión, porque no aporta nada al trabajo que hacemos. Porque está en el origen del cisma de la masonería en el XIX. Pero sobre todo, porque es un “metal”, y si dejamos fuera del T.·. los “metales” ¿qué sentido tiene que lo introduzcamos como apertura de los trabajo? Me parece que es un contrasentido.

Cierto es que esa invocación tan etérea de Gran Arquitecto, tan llena de interpretaciones, desde la más cercana a un ser superior antropomorfo, pasando por la de una fuerza cósmica, a la de una partícula quántica -pues una característica del librepensamiento es su capacidad para ir de lo más concreto y empírico a lo más amplio y simbólico-, es la forma más sincrética que pudiera aceptar cualquier creyente.

Y si esto es así -que a lo mejor no-, ¿es la fórmula del GADU el mínimo común denominador en que cualquier masón, con un sentido de la trascendencia, se siente cómodo? O ¿algunos preferirían una mención más expresa y personal, más reconocible en la iconografía? No lo sé. Pero me llama la atención la defensa que se hace de esa parcela del libre pensamiento ligada a la invocación de algo tan polimorfo. Algo que lo es todo y es nada en concreto.

Y más en una Obediencia en la que se dan por superadas las Constituciones de Anderson, tanto en el papel que le niega  a la mujer como en su apertura a cualquier ser humano sin importar su creencia religiosa o ausencia de ella; quedando como una recomendación en su Constitución y Reglamento el emplear las dos invocaciones: a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo y al Progreso de la Humanidad o, sólo, la segunda; pero en ningún caso la primera sin la segunda. Lo que vendría a indicarnos que nuestro objetivo no es GADU, sino la Humanidad.

En mi opinión, es una concesión, que como la carga de profundidad que la Constitución española de 1978 se tragó con la mención a la Iglesia católica en su texto, tras declarar solemnemente que “ninguna religión tendrá carácter estatal”, -si no la “tendrá”, ¿para qué la mencionas?- introduce un ruido en el trabajo del T.·.

Si la opción de creer o no creer en GADU es una facultad libérrima de la conciencia de cada masón, ¿no lo tendría, en cualquier caso, presente si no lo menciona? ¿Necesita GADU que alguien trabaje a su gloria? ¿Para qué poner al GADU al inicio de trabajos, planchas…? No lo entiendo.

Y esta es mi opinión, dicha sin la intención de incomodar a ningún H.·. o Hna.·., que GADU aparte, me son más queridos que la desaparición de este, para mí, “ruido”.

Ricardo.

Masonería Mixta Internacional

4 thoughts on “¿A la Gloria de la Humanidad y al Progreso del Gran Arquitecto?

  1. Creo que los hermanos del GOdF, hace ya algún tiempo, dieron con una elegante solución a este problema que comenta el artículo. Incluyeron en el artículo primero, párrafo tercero de su Constitución el siguiente texto: “Considerando las concepciones metafísicas como del dominio exclusivo de la apreciación individual de sus miembros, rechaza toda afirmación dogmática”. Y continua en sus notas: “La Francmasonería no es ni deísta, ni atea, ni siquiera positivista. Como institución que afirma y practica la solidaridad humana, ella es ajena a todo dogma y a cualquier credo religioso. Tiene por único principio el respeto absoluto de la libertad de conciencia (Convento de 1876)”. El Gran Arquitecto del Universo ab libitum.

    1. En una sociedad reducida y con una forma de pensamiento compartido es fácil quitar el GADU como si con esto elimináramos la “primitiva” creencia en un dios creador, el problema surge cuando se quiere ser universal. Cuando se trata de unir lo disperso, las distintas formas de ver el mundo, es cuando nace el laicismo integrador, muy en la línea volteriana del no me importa si crees o no, me importa que respetes a todos. Mantener el GADU sin imponerlo, trabajar eludiendo el GADU sin despreciarlo acerca a creyentes, a ateos y, en fin, a la gran masa que somos los agnósticos.

  2. El problema se plantea cuando la teoría volteriana únicamente la entiende una parte de la ecuación.

    En cualquier caso parecería conveniente retomar antiguas tradiciones, algunas son buenas, y volviendo a los orígenes hablemos de la Humanidad su progreso y su felicidad, algo en lo que todos estaremos de acuerdo.

  3. Para ser universal, hay que poner en segundo plano las diferencias para resaltar las coincidencias.
    En la Orden Masónica Mixta Internacional Le Droit Humain-El Derecho Humano, las coincidencias se articulan alrededor del Progreso a la Humanidad y se dispersan cuando hablamos del GADU.
    Si lo que nos une es nuestro interés en el progreso de la humanidad y lo que nos diferencia es nuestra concepción de un ser superior o incluso la creencia en su existencia, ¿a qué viene quitar lo que nos une para poner el acento en lo que nos separa?.
    Todos los integrantes de la Orden, creo, coincidimos en trabajar Al Progreso de la Humanidad y solo una parte en hacerlo a la vez a la Gloria del Gran Arquitecto, ¿a qué viene poner lo particular por encima de lo general?; qué se pretende ¿convencer a los no creyentes a base de invocaciones, crear dos líneas de trabajo o simplemente molestar? No parece posible que la unión de lo disperso se pueda realizar en base a las diferencias, pero yo solo junto las letras.
    Si hay buena intención, falta raciocinio y si hay mala intención, sobra todo lo demás.
    Por otra parte Xuan, no sé si entre los que mantenemos que las fórmulas con los que abrimos nuestros trabajos, conforme al artículo 8 de los reglamentos de la Federación son dos, “Al Progreso de la Humanidad” y “Al GADU y al Progreso de la Humanidad”, tenemos mucho interés en eliminar creencias; antes bien, tan volterianos somos que admitimos junto a nosotros a los que delegan sus responsabilidades en las habilidades del Gran Relojero, pero, ¿encuentras lógico que se trabaje en nombre del GADU sin hacerlo al Progreso de la Humanidad?; ¿no es eso poner a los dioses por encima de las personas, por muy laicos que sean esos dioses, y fiar a su infinita sabiduría nuestras penurias?; ¿no es eso dimitir de nuestras responsabilidades ya que no somos los últimos culpables de las situaciones que nos rodean?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: