Home > Sin categoría > Acto de las logias madrileñas de las obediencias que integran el Espacio Masónico de España en recuerdo a los presidentes de la I República

Acto de las logias madrileñas de las obediencias que integran el Espacio Masónico de España en recuerdo a los presidentes de la I República

Queridas amigas y amigos,

Hablo en nombre de Ágora, la agrupación para el dialogo del Ateneo de Madrid, acompañado por los representantes de las logias madrileñas pertenecientes a las obediencias que forman el Espacio Masónico de España.

(….)En este frío día de febrero, en este acto que se ha convertido en uno de los nudos que fortalecen al EME, venimos a rendir homenaje a los Presidentes del poder ejecutivo de la I República. Ese primer atisbo de democracia que tuvo España y que duró unos pocos meses, como dijo Juan de Mairena las políticas de los progresistas de este país son como tiros de una escopeta de la que nunca cuentan con su retroceso. Como un tiro de gracia a la decadente monarquía borbónica, tras el bufo intento de instaurar un rey de la Casa Saboya, nació la primera experiencia republicana española, y sin cumplir su segundo año fue tumbada por la restauración; vuelta a las ideas antiguas; vuelta de los señores a gobernar y los súbditos a someterse al poder reaccionario.

Salmerón, Figueres, Pi i Margall, junto con Castelar, que se haya por deseo de la familia en otro cementerio, promovieron y desarrollaron una idea de España: democrática, laica y federal. Sembraron en esta tierra la idea de que nuestra sociedad, el estado y su gente, puede organizarse de una manera distinta. Confrontaron la figura del ciudadano a la del súbdito servil. Sus ideas de libertad, que engloban la democracia y su fruto el laicismo, son referentes para el EME y campo de trabajo para las organizaciones que lo integran. Los tres presidentes fueron miembros de la fraternidad masónica; su vida iniciática fue fuente de su rectitud; su divisa, Libertad, Igualdad y Fraternidad las raíces de sus ideas.

Bien es verdad que, debido a los embates y dificultades que encontraron no llegaron a hacer cuajar su proyecto, también es obligado decir que su proyecto era incompleto. Hay que recordar que los derechos de la mujer como ciudadana no estaban reconocidos y solo los propietarios tenían representación política. Aún así, esta es la primera Constitución española que reconoce los derechos naturales del individuo, superiores a cualquier legislación positiva, y afirmó que el poder viene de los ciudadanos y no de un supra-poder extra-material.

Procedamos a rendir homenaje a estos hermanos que lucharon por nuestra divisa de LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD.

DISCURSO DEL REPRESENTANTE DE EL DERECHO HUMANO,

R. HN. MANUEL L.C., CONSEJERO FEDERAL

QQ. Amigos, QQ HH aquí presentes

La ilusión, el hacer ver que otro tipo de gobernar era posible, el deseo de una sociedad libre e igualitaria, en una palabra, la certeza de que puede haber un mundo mejor, hizo que estos cuatro presidentes que ocuparon la jefatura del Estado durante ese corto período, como son Estanislao Figueras, Francisco Pi y Margall, Nicolás Salmerón y Emilio Castelar, se esforzaran en ello aun sabiendo que lo que les acompañaban y rodeaba, no era de sentimiento igualmente republicano.

 Era la primera vez, y como tal había que intentarlo. Un deseo común y de unión de todos ellos, de dar voz a la sociedad, de hacer llegar la cultura a quien hasta entonces se le negaba, de hacer prospero el campo, y de hacer de cada uno, una vida más justa y prospera.

 Entregaron por entonces, una constitución de plenos derechos, con la idea de que la “Soberanía Popular” existiera desde ese momento, pero también es de destacar entre otras, la separación de poderes (del ejecutivo, del legislativo y judicial).

 Si a esto se añade , que ya por entonces se pedía la separación Iglesia Estado, en un nación plenamente obligada a llevarse bien con el vaticano. Se podía decir que ya se atrevió bastante, e incluso más de lo que esperaba. Sería el modelo a empezar a ver, de un mundo laico, dentro de unos gobiernos muy encariñados con las religiones, al ser estas las que les permitía mas sometimiento de sus feligreses a cualquier penuria u orden de los que estaban arriba.

Hace unos años, cuando empezamos a rendir este homenaje a estos ilustres HH. , no pensábamos que algunas de sus pretensiones de aquel entonces, fueran de nuevo las nuestras, por estar en peligro de perderlas.

Hoy, derechos tan constitucionales, como el trabajo, la enseñanza y la salud; están desprotegidos y muy mermados.

Estamos en una época, en la que se intenta de nuevo instaurar dos clases de ciudadanos, los ricos y los pobres.

Por ello, estos presidentes, estos grandes hombres, nos han enseñado de que incluso en circunstancias muy duras, debemos hacernos oír. Debemos conseguir y conservar lo que nuestros antepasados han logrado, y hacerlo llegar a nuestros descendientes. De no ser así, habremos fracasado.

 La Fraternidad, debe de ser el gran aliado nuestro en estas épocas, cada uno, sin poner en peligro lo suyo o su familia, de cooperar en lo que pueda, pero no podemos descuidarnos de los valores de la libertad y de la igualdad, a los que nuestros HH. ilustres dedicaron sus vidas.

 Estoy seguro que aunque la primera republica duro poco tiempo, ese tiempo fue muy valioso, porque abrió el camino a la representación ciudadana, la llegada años después, de una segunda republica, y con ello la posibilidad de una tercera; cada vez más solicitada, ante el abandono hacia las necesidades de la gente y el deterioro generacional que están provocando, los que dicen que nos gobiernan.

La diferencia de esta tercera con las demás, es que ahora si tendrían ese apoyo republicano que ellos no tuvieron.

Y en honor a ellos, se lo debemos.

Muchas gracias.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: