Home > Masonería > Notas para un camino iniciático

Notas para un camino iniciático

vendado

Querida Hermana, querido Hermano, os acabáis de iniciar y la Venerable Maestra os ha constituido como aprendices masones y entregado vuestras prendas de trabajo y herramientas con las que empezáis vuestra primera tarea en el taller: pulir una piedra bruta. La habéis tenido ante vosotros por un instante.

Habéis pasado tres pruebas, bebido de tres copas, hecho tres viajes, prometido tres veces guardar nuestros “secretos” y adquirido tres compromisos… ¿No os dice nada esto? No importa, ya lo iréis comprendiendo, pues habréis oído en varias ocasiones “aquí, todo es símbolo”. Y como todo símbolo, éste es la manifestación de un deseo de… Pero dejo que ese deseo lo materialicéis vosotros, pues nada, ni nadie conseguirá que avancéis en vuestro trabajo sino vuestra voluntad. El taller es sólo el espacio-tiempo para llevarlo a cabo. Hacerlo es vuestra decisión.

Hemos confiado en vosotros porque nos han asegurado que sois “libres y de buenas costumbres”. ¿Otra frase muletilla de los masones? Es posible. Que sea una certeza y se os pueda reconocer como personas libres y de buenas costumbres puede que os lleve más tiempo del que imagináis.

Como habéis vivido, lo simbólico baña cada acto de esta ceremonia sobre la que la Venerable Maestra, os ha pedido un trabajo que refleje vuestras impresiones de este momento. Tarea nada complicada, ¿o sí? Ya lo veréis cuando os pongáis a ello, pues este acto está tan lleno de referencias que es casi imposible abarcarlas todas y posiblemente sea el más importante de la vida en masonería. Pero eso es sólo mi opinión y vosotros tendréis la vuestra, que con el tiempo iréis asentando. Sin prisas.

Porque lo único que no debéis tener es prisa. Las construcciones sólidas necesitan tiempo para que los cimientos fragüen, y hoy, recién, habéis empezado a pulir la primera piedra: la vuestra. Hasta que la pongáis en el edificio común pasará algún tiempo. Aprovechad ese tiempo, primero en silencio, para mirar y aprender.

Imagino que hoy habréis sentido muchas emociones, y quizá, el aprendizaje primero que hayáis sacado sea haberos visto como ese enemigo que  no está siempre delante de nosotros, que “a menudo están acechándonos en la sombra” ¿Reconocéis ahora esa piedra bruta?

Ese sería el secreto más importante que tenemos los masones y es tan evidente, tan a la vista está que no lo vemos sino en contadas ocasiones. Porque la masonería ya no guarda secretos, ni arcanos, ni misterios solamente accesibles a un pequeño número de elegidos, porque “ya ha pasado el tiempo de los misterios, de los secretos, de los arcanos…” decía Marie Deraismes, que no sean los que albergamos en nuestro interior y aquí venís, venimos, a pulirlos cada día.

Hoy empieza vuestra búsqueda y trabajo, y en nombre de todo el taller os deseo el mejor de los éxitos. Contad con que todos los hermanos y hermanas están para ayudaros.

He dicho,

Ricardo Fernández

One thought on “Notas para un camino iniciático

  1. Q.·.H.·. , Tengo que hacer una plancha sobre camino iniciatico dentro y fuera del templo, cualquier aporte me va a venir bien.
    TAF.·.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: