Home > democracia > Je suis Charlie

Je suis Charlie

charlie-hebdo

Ayer se producía en París un brutal atentado que ponía de manifiesto el escaso apego que ciertas personas tienen por algunas de las más queridas virtudes de quienes procuramos la consecución de un mundo en el que el respeto a las ideas del otro sea la norma básica y  esencial de convivencia.

Quienes así obraron, segando la vida de personas cuyo único delito era utilizar su derecho a expresarse libremente, lo hacen escudándose en oscuras consideraciones de tipo religioso que no se circunscriben esclusivamente al entorno de los asesinos. Hemos visto demasiadas veces matar en nombre de dios, cualquier dios, como para que nos creamos que existe alguna diferencia entre este horrendo asesinato y otros cometidos en nombre de otros dioses u otras maneras de pensar.

En España conocemos especialmente este odio a la libre expresión del pensamiento, en la memoria colectiva se encuentra el “asesinato de Atocha” en el que perdieron la vida un grupo de abogados laboralistas, ciudadanos que ejercían un trabajo consistente en defender los derechos laborales de otros, por el simple hecho de pensar de manera diferente a lo que en aquellos postreros momentos de la dictadura se consideraba lo ortodoxo.

Desde Masonería Mixta queremos unirnos al dolor de los familiares de las víctimas y repudiar de una manera clara y contundente cualquier intento de coartar la libertad de expresión, cualquier atisbo de intolerancia, cualquier intento de imponer nuestra ortodoxia como dogma frente al derecho del otro a opinar de manera diferente. Todo ello dejando claro que existe una clara línea roja infranqueable, debemos hacer todo lo posible, y más, para que ninguna idea o manifestación que lleve en su seno el germen del totalitarismo o del fanatismo, del signo que sea, pueda ser propagada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: