silencio

Fotografía de Roel Wijnants Licencia CC-BY-NC

Silencio del Aprendiz para domar el ruido; para aprender a escuchar; silencio activo para crecer; para poder viajar hacia el interior; silencio como disciplina; silencio ……

Silencio del Compañero de pasos aún inseguros; silencio del Compañero porque debe atender aún a las enseñanzas del Primer Vigilante; para captar todo lo que encuentra en su caminar y para comprender bien el mundo que va descubriendo; para pensar antes de intervenir; silencio, siempre, como disciplina; silencio …..

Silencio del Maestro porque sabe que aún le queda un largo camino de aprendizaje; silencio del Maestro en su viaje interior; para, también como no, poder escuchar; silencio activo por supuesto; que va más allá del propio vocablo ….. tantas veces hueco; silencio como disciplina aún y para siempre; silencio …..

Silencio, siempre presente en nuestro quehacer masónico y que nos permite discurrir hacia la sabiduría.

Shhhhh, escuchemos …… el silencio, siempre

No se trata de ese silencio ominoso que produce el miedo, tampoco el reverencial que acompaña a las liturgias religiosas, ni el de quien calla por no tener nada que decir. No, es un silencio siempre voluntariamente aceptado, que debe ser aprovechado, absorbido, integrado en nuestra cotidianeidad, un silencio para poder responder habiendo escuchado y sopesado lo dicho por nuestro interlocutor. Un silencio que nos permite la introspección, el aislarnos del ruido ambiente, de la cacofonía social, llevado del taller a la calle para poder seguir entrando en nuestro personal y particular templo cada vez que necesitemos una parada para tomar aliento, para poder seguir caminando hacia esa utopía que es la sabiduría y de la que conseguiremos alcanzar, si acaso, una pequeña y mínima parte.

6 Comentarios

  1. … “el silencio del aprendiz no es disciplina, es herramienta; aunque también creo que debemos de dar otro valor más al silencio: ha de ser el silencio el precursor de la emisión de nuestro juicio. No podemos hacer del silencio el refugio para no comprometer nuestra opinión, usémoslo para crearla; abominemos de los silencios cómplices; que no cuenten con nuestro silencio cuando lo que se pretenda sea cuestionar el progreso de la humanidad, la libertad, la igualdad o la fraternidad”

    José Ángel

    Responder
  2. Todo ello nos lleva a la paz verdadera

    Responder
  3. La foto del Silencio, la mía siempre
    como un mayor respeto por el fotógrafo mencionando mi nombre

    Reconocimiento — Debe reconocer adecuadamente la autoría, proporcionar un enlace a la licencia e indicar si se han realizado cambios<. Puede hacerlo de cualquier manera razonable, pero no de una manera que sugiera que tiene el apoyo del licenciador o lo recibe por el uso que hace.

    NoComercial — No puede utilizar el material para una finalidad comercial.
    CC-BY-NC
    Roel Wijnants Fotografie

    Responder
    • Sentimos mucho el error ya que no es nuestra costumbre olvidarnos de los autores, corregido

      Responder
  4. Iba a escribir un comentario, pero después de leer el del Hno José Ángel, no queda más q sumarse y…. silencio

    Responder
  5. Silencio para poder captar la sabiduría que aporta cada uno el ejemplo , el paradigma de cada uno, no para no arriesgar opinión sino para hacerlo desde el respeto al otro y evaluando el aporte de cada cual, el silencio No significa el vacío de sonido ni de opinión el silencio es herramienta fraterna que frena la impulsividad de la primera respuesta irracional.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: