Home > simbolismo > La cuarta columna.

La cuarta columna.

Existe una necesidad en el ser humano de buscar la simetría. Los espacios asimétricos a algunos les generan ansiedad, como si les faltase algo afirmando certeza, algo que pusiera un límite, un cerco necesario. El cuadrado da estabilidad, sobre él se puede poner un techo, sobre él se basan nuestras casa occidentales, nuestros templos. El circulo le da seguridad, cierra el contorno de una manera homogénea, continua, sin ángulos, sin rupturas. En cambio el triangulo y el pentágono no dan tanta seguridad. Tal vez estos les parezcan más vivos, más abiertos a la trasformación, menos terrenales, sólidos y fijos.

Puede que por esto, de tanto en tanto, sale en el primer grado escocés el tema de la cuarta columna. En el centro de los trabajos hay tres columnas formando un triángulo rectángulo sobre un pavimento que es un rectángulo áureo. Para algunas y algunos este ángulo que diferencia el triángulo del cuadrado está sin cubrir. Esa angustia que ellos sienten al ver una esquina sin ocupar es lo que, supongo yo, les lleva a pensar que las tres columnas está incompletas. Creen que falta algo o alguien para transformar el triángulo rectángulo o pitagórico en un rectángulo, más seguro y sólido.

En otros rituales diferentes

Diferentes al escocés contemporáneo de la Masonería Mixta vinculan la Sabiduría, Fuerza y Belleza, que guían el trabajo en logia de aprendiz, a Salomón, a Hiram rey de Tiro y a Hiram el arquitecto. Estas tres figuras que llevaron el planteamiento, financiación y construcción del segundo templo hebreo. Para este ritual son la representación de las tres cualidades del trabajo masónico. Es una variante especulativa que también puede generar confusión.

Y es que en realidad, otra vez los árboles no dejan ver el bosque o, al revés, el bosque no dejan ver los árboles.

En nuestros trabajos escoceses la columnas son secundarias, lo importante es la luz que ellas sostienen. Esas tres luces que partiendo de la eterna del ara iluminan nuestros trabajos. Da lo mismo que sean tres varas lisas o una columna jónica, otra corintia y otra dórica las que las sostengan. Lo importante es la Luz. La candelas que materializan la sabiduría, fuerza y belleza son las que han de visibilizar el trabajo en la logia. Su Luz es la que ilumina nuestros trabajos y da lo mismo qué objeto las sustenta.

Las columnas no importan, importa la Luz.

Para qué jugar con un ampliación a cuatro, cuando, con esto, lo que ampliamos son los apoyos, las bases y no las fuerzas que nos han de inspirar.

One thought on “La cuarta columna.

  1. Es un trabajo hecho a conciencia e inspirado en una cruda realidad basandose en la importancia de una unión que todos necesitamos para estar en ritmo y armonia en trabajos de conciencia, excelente querido hermano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: