Home > Le Droit Humain > TRES CENTENARIOS DE EXISTENCIA DE LA MASONERÍA

TRES CENTENARIOS DE EXISTENCIA DE LA MASONERÍA

tres centenarios y mas 

Lo que garantiza realizar la más correcta forma de Masonería, no son las patentes. Es la sinceridad, el espíritu de verdad, la humildad, el trabajo perseverante y el estudio cuidadoso y serio del inmenso y apasionante patrimonio simbólico y ritual acumulado por los masones durante tres siglos. ” 

(Roger Dachez)1

Para Le Droit Humain – El Derecho Humano, una masonería que defiende la universalidad de la Orden, 1717 es una fecha importante para la historia pero no un referente fundacional. En nuestros rituales se dice que la Masonería no proviene más que de ella misma. Está libre de dogmas, su nacimiento y desarrollo son una creación humana; no tiene ni origen divino ni una fecha fundacional clara. Es una asociación creada por personas que, al sentir la igualdad entre los seres humanos, ven una obligación relacionarse con ellos en fraternidad.

Esta voluntad de acercarse al otro no tiene fecha de inicio, es atemporal, ya lo dice nuestro ritual: somos los guardianes de un secreto muy antiguo que se prendió en el corazón fraternal de la Humanidad desde su cuna”. Harto difícil empeño, pues no se trata de ver como iguales a los que son iguales a ti, a los que piensan como tú. No se trata de convivir entre amigos, ya sean los tuyos los laicistas, o los progresistas, o los creyentes, o los ateos, o los animistas de la energía… La universalidad es defender todas las posiciones humanas que defiendan la convivencia fraternal. En esto, la universalidad de Le Droit Humain le sitúa en la defensa del internacionalismo, con presencia en más de 50 países; de la laicidad, como defensa del otro y el respeto a sus ideas, y, ante todo, la pugna por la igualdad absoluta entre todos los seres humanos, sin distinción de género, etnia ni cultura.

La Masonería nacida de un colectivo moderno y progresivo pronto se convirtió, al evolucionar la sociedad y quedarse atrás en el progreso social, en un cuerpo errático e inflexible. Nació de la necesidad espiritual de un grupo de hombres humanistas buscando un encuentro fraternal con el diferente, un lugar de encuentro entre iguales.

Y en 1893 se creó Le Droit Humain – El Derecho Humano. Los promotores fueron un masón de la Gran Logia Simbólica Escocesa de Francia, el H. Georges Martin. Reconocido médico, veterano de las guerras de Garibaldi, senador republicano y constante defensor de la incorporación de la mujer a la Masonería. La cara visible femenina fue la H. Maria Derasimes, que había iniciada en 1882 en una logia de Pecq. Como represalia esta fue cerrada por las autoridades masónicas. Era imparable, otras muchas mujeres habían sido iniciadas, en España no es difícil encontrar nombres de mujeres en las listas de logia, también en México o incluso en Francia.

En ese año, en la calle Cardinet de París, se reunieron Maria Deraismes y Georges Martin con una serie de masones para dar los grados necesarios a un grupo de 14 mujeres y constituir la primera logia declarada mixta. Entre ellas estaban, entre otras, Clemence Roger, Julie Pasquier, Charlotte Duval. Todas ellas destacadas feministas, activistas del movimiento de la Paz o del Librepensamiento. Lo que habían creado no era una masonería que admitía mujeres. Habían creado una nueva masonería para todos los seres humanos, sin distinción de género.

Han transcurrido tres centenarios, es una conmemoración importante, pero han de ser muchos más. Muchos más porque la sociedad de los alegres constructores lleva viva desde que el ser humano, hombres y mujeres, decidieron, en fraternidad, mantener siempre luminosa en este mundo donde reina lo material, la violencia y las mentiras, la llama del Amor Único y del Espíritu Humano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: