Home > humanismo > Las tres grandes luces de la Masonería

Las tres grandes luces de la Masonería

Sobre el Ara de las Promesas descansan las tres grandes luces de la Masonería.

Estas son las herramientas de trabajo básicas en la logia. El Compás que con su cierre y apertura nos permite hacer círculos, semiesferas y nos ayudar a trazar planchas,  a realizar nuestros trabajos. Representa la libertad de pensamiento, la tolerancia en el juicio, el infinito y lo limitado. La Escuadra representa la inflexibilidad de la Ley, la obligación a cumplir los compromisos libremente asumidos, la rectitud en el juicio. El Libro de la Ley es el resumen de nuestro ideales, objetivos y compromisos hacia la Orden y nosotros mismos.

Las tres grandes luces son testigos de nuestras promesas, marcan el grado en el que estamos y forman un puente entre el trabajo en logia y el Venerable Maestro que la dirige. De hecho, y para mostrar la importancia que tiene ese vínculo, no se debe transitar entre estas luces y el Venerable.

En los tiempos antiguos, el Compás y la Escuadra reposaban sobre la biblia cristiana abierta en el evangelio de Juan. Este evangelio está considerado el místico entre los admitidos por las iglesias, conteniendo el compendio del credo y es paradigma del corpus cristiano. Su uso era frecuente en las logias del pasado, en esas que reunían miembros de distintas sectas seguidoras de Cristo desde la romana a la anglicana, pasando por las distintas versiones protestantes. Aún hoy en día se mantiene en algunas logias supuestamente llevadas por la deriva que arrastra la tradición, incapaces de ver que la Masonería ha de adaptarse al Mundo; ser un elemento vivo y útil para los seres humanos. Lo que significó la unión y el encuentro entre hombres hace siglos, cuando toda la sociedad era creyente, ahora puede ser lo que genere rechazo en algunas o simplemente confusión en algunos.

La Orden Masónica Mixta Internacional Le Droit Humain, nacida como una refundación de la Orden Masónica, con el firme propósito de llevar el trabajo masónico a todos los seres humanos, tiene como las tres grandes luces que presiden la logia y reposan el el Ara de las Promesas, al Compás, la Escuadra y su Constitución Internacional. Abierta esta por su capítulo primero que contiene la declaración de sus principios y la definición de la Orden.

Destaco aquí su artículo 3, centro de la página y ejemplo del sentido actual y vivo que tiene este libro de la Ley, con el título Principios de la Orden, dice:

Fieles al principio de laicidad, respetuosos de la absoluta libertad de conciencia de cada uno, los miembros de la Orden trabajan para ejercitar los principios de libertad, igualdad y fraternidad y para obtener, para todos los seres humanos, el más alto desarrollo moral, intelectual y espiritual, condición básica de la felicidad que le es posible conseguir a cada persona en una humanidad fraternalmente organizada

Estos son nuestros principios, el sentido de nuestro trabajo masónico. La tres grandes luces son nuestras herramientas básicas. El compás nos permite percibir, la escuadra nos fija y el capitulo primero nos encauza en nuestros trabajos por el bien y el progreso de la Humanidad.

2 thoughts on “Las tres grandes luces de la Masonería

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: