Home > Masonería > La Cámara de En Medio

La Cámara de En Medio

camara de en medio

camara de en medio

La Cámara de en Medio es el lugar en el que se reúnen quienes han alcanzado la maestría, no supone este hecho nada especial más que haber demostrado, al menos, el adecuado progreso para continuar trabajando en eso tan difícil que resulta ese construirse a uno mismo mediante le método masónico. Como todas las Cámaras es el lugar destinado a la reflexión sobre los temas de ese grado recogidos en la correspondiente leyenda, este es el primero de los que conforman la logia azul que se sustenta no en la tradición de los canteros medievales si no en una leyenda pretendidamente bíblica, ya que a las raíces se le añaden algunos aditamentos que sirvan al propósito formativo que se le supone al Grado.

No voy a entrar en los pormenores de tal leyenda por más que corran abundantes relatos por Internet sobre la misma, nunca hemos caído en esa costumbre en este webzine convencidos de que quien tenga interés la descubrirá, esa y otras correspondientes a Grados subsiguientes o anteriores, en el momento adecuado y para mayor gozo y satisfacción.

En todo caso la Cámara de en Medio tiene otras características importantes y que son a las que me referiré en las líneas siguientes, que tienen más que ver con la vida de una Taller que con el puro trabajo especulativo  de quienes como Maestras y Maestros pertenecen a ella.

Vaya por delante que se trata de una reflexión genérica sobre una parte importante y muchas veces olvidada de la función que atañe a la Cámara de Maestros y que en cada lugar habrá de ser puesto en valor en función de su propia vida, su propia dinámica y, por supuesto, sus propios problemas y necesidades.

No existe Logia en la que no haya problemas, nimios la mayoría, importantes algunos y graves los menos, pero problemas a fin de cuentas, inherentes a todo grupo humano heterogéneo como es el microcosmos de una Logia, y que deben contar con un lugar en el que resolverse de la manera menos traumática posible y en el entorno más fraterno que haya. Precisamente el  entorno y con el ambiente que se da en la Cámara de Maestros, no muy diferente por otra parte al de cualquiera de las precedentes. No existe ningún misterio añadido, el mismo método de circulación de la palabra, el mismo respeto a la opinión del otro … aunque con la responsabilidad que se supone a quienes llevan sobre sus espaldas el peso del Taller sean Oficiales o Maestros en las columnas sin más.

Es bien sabido que el paso del tiempo no soluciona los problemas y que en el caso de las logias su putrefacción, incluso la de aquellos que comienzan siendo nimios, llega a socavar sus cimientos pudiendo incluso  hacer que la Luz se extinga, dejando así en la oscuridad a los miembros afectados por esta situación de cataclismo. La Cámara de en Medio deberá ser el lugar en el que se trabaje para evitar llegar a este tipo de situaciones y, en el peor de los casos, para que algunos, muchos o pocos, se responsabilicen de mantener aunque sea un mínimo rescoldo que pueda hacer surgir de nuevo la llama que ilumine a toda la Logia.

Es responsabilidad de todos los miembros de esta cámara hacer lo posible para, por encima de cuestiones personales, pensar en el bien de la colectividad y tratar de poner en su auténtica dimensión los pequeños problemas con el fin de que dejen de serlo en el menor tiempo posible, buscar una solución para los importantes y cortar de raíz los graves. La palabra y la fraternidad serán las herramientas a utilizar, la buena fe se supone en todos y cada uno de los miembros de esta cámara, al igual que en toda la logia, y con esas bases y a pesar de las naturales diferencias de criterio, será posible encarar con posibilidades de éxito los problemas que continuamente van apareciendo en la vida de esas micro-comunidades que son las Logias.

En ocasiones, muchas más veces de las que podamos pensar a priori, es necesario dejar a un lado las cuestiones filosóficas para centrarnos en gestionar el día a día de la Logia que no compete exclusivamente al Colegio de Oficiales, sería esta una visión demasiado cómoda de cual es el compromiso que se adquiere cuando se accede al Tercer Grado y se traspasa así la puerta de la Cámara de en Medio. Como dicen que dijo Hobbes: “Primun vivere deinde philosophari”

Así pues será la Cámara de en Medio el lugar en el que incluso de manera indirecta se pueda poner en práctica todo lo aprendido hasta el momento en que se traspase su puerta y se adquiera la plena capacidad masónica y con ella más profundo compromiso.

One thought on “La Cámara de En Medio

  1. No es tarea fácil para el Maestro solo, poner solución a todos los por menores que se presenten, también el resto de Hnas, nos tenemos que poner nuestro granito de arena para ayudarlos, todos unidos formamos una cadena

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: