domingo, diciembre 8, 2019
Home > antimasonería > La masonería (también) tiene su memoria

La masonería (también) tiene su memoria

La historia próxima de la Francmasonería Española, contemporánea, muestra un suceso inquietante, que encuentra en la ya frágil y débil historia interna de la FM Española, en su nacimiento, una duda sobre si misma, me refiero al llamado Fondo Masónico “Comín Colomer” de la Biblioteca Nacional de Madrid. A mi juicio la existencia de este fondo en Madrid, en el centro de España es una muestra más de la desidia con que la FM Española comienza a caminar…

Su origen es más inquietante aun, Eduardo Comín Colomer, comisario de policía y que acabó siendo Director de la Academia General de Policía, logró reunir una biblioteca privada de cerca de 10.500 volúmenes. ¿Cómo lo logró?…. Excuso relatarlo, todo y toda francmasón y francmasona lo sabe, pero el hecho cierto es que a su muerte, en 1975, su viuda, Dña. Julia Martin donó esta biblioteca a la BCN de España en Madrid, e incorporada a la sección Historia Contemporánea de La BCN, desde 1981. En continuación de la Sección de Estudios sobre la Guerra de España (creada el 21 de mayo de 1965)

Comín Colomer publicó varias obras: “La Masonería en acción. ¿Cómo exterminarla? (Madrid, 1942). La Masonería en España (Madrid, 1944), Lo que España debe a la Masonería (Madrid 1956), “Comunismo y Masonería”( Segovia, 1951) y un largo etc. que refleja su mentalidad, así como sus obsesiones y apoyos en su particular “cruzada” contra la llamada “Anti España” así como sus estrechas vinculación con las corrientes más oscuras de la Europa Nazi/Fascista .…

Su trayectoria como comisario es fácil seguirla con solo consultar esta biblioteca….Rituales, historia de las logias, etc.… conservando el sello de las logias en los libros. Paradójicamente sigue en el centro de Madrid, de España, como si en la biblioteca Nacional de Francia existiese un fondo de nombre Goebbels…

Este fondo tiene una división entre aquellos documentos referidos a Rituales, entre los que se encuentran todos y cada uno de los diversos grados de los Ritos Escocés Antiguo Aceptado, Francés, Memphis, etc.…otro bloque recoge memorias (planchas de logia) de gran parte de las Obediencias, otro apartado incluye las diversas Constituciones y Reglamentos, (por ejemplo años 1870,1871,1872,1884,1885,1889,1893,1911,1914,1915,1925,1935, y las editadas en México y en Paris 1943, 1949…) Estas evoluciones en los reglamentos y Constituciones son fiel reflejo de la Historia de la FM Española, más allá de sus divisiones y enfrentamientos porque van recogiendo la adecuación a los vaivenes de la sociedad y sus contingencias, lo cual también afectó a su rituales. Un estudio detallado nos permite tener una perspectiva completa. Así como un análisis de cómo se establecía la metodología de trabajo, en ese momento.

No toda la biblioteca Comín Colomer es antimasónica, incluye documentación antisemita, todo lo relacionado con la tradición judía en España, Protocolos de los Sabios de Sion(libelo antisemita plagado de incoherencias) , el propio comisario mantuvo relación con grupos similares, fuera de España etc… Podemos por tanto afirmar con absoluta vergüenza propia, como en el centro de Madrid existe un homenaje a lo peor de la reciente historia europea.

Paradójicamente la Biblioteca Nacional de España, en Madrid, conserva a modo de homenaje, el nombre de un personaje cuyos referentes son hoy en día apartados de la memoria en otros lugares.

Para mi es una incógnita este fondo, y lo es por dos razones, la primera su misma existencia, y en segundo lugar porque mas allá de ello es un fondo de una inmensa riqueza documental, poco o nada frecuentado por hh y hhaa.

En sí mismo El Fondo Comín Colomer representa el reflejo de la absoluta desidia de la Francmasonería Española consigo misma.

 

One thought on “La masonería (también) tiene su memoria

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: